Share |

Sep 12, 2008

Como Superar un Trauma




Ezequiel 34:16
Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil; mas a la engordada y a la fuerte destruiré; las apacentaré con justicia.
Zacarías 10:6
Porque yo fortaleceré la casa de Judá, y guardaré la casa de José, y los haré volver; porque de ellos tendré piedad, y serán como si no los hubiera desechado; porque yo soy Jehová su Dios, y los oiré.

Quita del corazón el rencor y entrara el verdadero amor. Pues como puedo abrazarte si tengo todavía el pasado entre mis brazos? De esta manera lo leemos en Isaías 43:25: “Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados.” Por tanto llegamos a la conclusión: El que aborrece, odia y tiene rencor contra su prójimo está en tinieblas, lo que significa que aún no tiene a Dios en su corazón porque el odio es contrario al amor, y Dios es amor, como está escrito. "El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor" (1 Juan 4:8).

Reflexiona:
¿Culpas siempre a otro por tu dolor y sientes ira por esa persona?
¿Le niegas un bien a alguien que te ha hecho daño?
¿Juzgas severamente a tu enemigo?


Aclaración del Redactor:
¿Por qué abordamos este tema por separado? ¿Los traumas son consecuencias por actividades externas?
Debemos aclarar que los complejos y deficiencias son resultados mayormente culturales, psicológicos y físicos de nacimiento y/o crianza. Ahora leeremos acerca de traumas como consecuencia de Accidentes, Guerras, Crímenes y Pérdida de un Ser Querido. Estas son situaciones que al igual que los complejos tu no los pediste pero muchos de los traumas y accidentes nosotros los pudimos evitar. Aunque no del todo debe ser así. Un trauma y un complejo no es lo mismo. Ahora un accidente, un crimen o una pérdida te pueden causar una deficiencia física que te conduce al desarrollo de un complejo y ese es el trauma.

Hechos 16:33
Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos.

Un traumatismo es una situación con daño físico al cuerpo. En medicina, sin embargo, se identifica por lo general como paciente traumático a alguien que ha sufrido heridas serias que ponen en riesgo su vida y que pueden resultar en complicaciones secundarias tales como shock, falla respiratoria y muerte.

¿Qué es un trauma?
Un trauma es una herida psíquica que sufren algunas personas como consecuencia de un suceso o conjunto de sucesos negativos en su vida, que les afecta de forma dramática causándoles dolor y angustia emocional. http://www.amtrauma.org/

Estos sucesos negativos dejan huella en la persona que lo sufre. Modifican su personalidad y también afectan a su actitud y comportamientos futuros ante situaciones similares. Estas personas también tratan de evitar o huyen de esas situaciones como un mecanismo de defensa, al no haber sido capaces de asimilarlo psíquicamente ni de haberse adaptado a la nueva situación.

Marcos 9:21
Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño.
Éxodo 25:37
Y le harás siete lamparillas, las cuales encenderás para que alumbren hacia adelante.

Es importante aclarar que el trauma en ocasiones es el resultado de lo que se percibió y no de lo que realmente sucedió. Puede ocurrir, por ejemplo, que una persona durante su infancia se sintiera rechazada o que no se sintiera querida, pero esto no significa que efectivamente haya sido así. Sin embargo, al haberlo vivido como si así fuera, sufrirá todas las consecuencias que se derivan de un trauma emocional.

Job 2:13
Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy grande
¿Quién puede sufrir un trauma y por qué?
Un trauma puede producirse a cualquier edad. Sin embargo es en la infancia y en la adolescencia cuando las personas son más vulnerables y quedan marcadas con más fuerza por lo que les sucede. A estas edades no se tiene una personalidad definida y se tiene poca capacidad de respuesta para hacer frente a acontecimientos que influyen negativamente en las personas.

Mateo 11:12
Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.
Santiago 5:11
He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

Hay sucesos en la infancia que marcan para siempre y que dejan secuelas dependiendo, sobre todo, de la gravedad del suceso y de la frecuencia con la que ocurrió. Muchos niños tienen que hacer frente a la muerte o al divorcio de sus padres, teniendo que vivir con esa carencia siempre. Otros son víctimas de malos tratos, rechazo, indiferencia, superprotección, falta de comunicación, etc. A cada uno le afectará de forma distinta, pero tener ayuda y apoyo para resolver los problemas, mitiga las situaciones y contribuye a que se superen.

1 Pedro 2:19
Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente.

Asumir el pasado
La vida de las personas está llena de vivencias y recuerdos, algunos agradables y otros tristes y dolorosos. El problema surge cuando los recuerdos desagradables dejan huella, es decir, estos recuerdos se viven con especial intensidad y causan un profundo dolor y angustia.

Salmos 16:7
Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.

Quienes los sufren tratan de olvidarlos y no lo consiguen, intentan no recordarlos, pero acuden a su mente una y otra vez. En este caso, estamos ante personas que han sufrido un trauma emocional y no han logrado superarlo; aún no han asumido su pasado.

Juan 8:9
Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.

1 Juan 16:11-13
1 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. 12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

Otras veces ocurre que, como consecuencia del fuerte impacto que puede causar un acontecimiento en una persona, no consigue recordarlo o tiene lagunas en su memoria que le impide averiguar qué fue lo que sucedió realmente. Son traumas del pasado escondidos en el inconsciente, que no les permiten vivir tranquilos y que deben ser conscientes de ellos para ser superados.

Aunque no se tenga ningún recuerdo de lo ocurrido y para quien lo padece sea como si eso no hubiese pasado, porque efectivamente no lo recuerda, los traumas dejan huellas tan profundas que, aun sin recordarlos, afectan a la personalidad y al vivir diario.

Muchas personas sufren trastornos de conducta o un desarrollo anómalo de la personalidad, como consecuencia de esos sucesos que no recuerdan, pero que le hacen vivir con temores. Es fundamental descubrir el origen de esos temores para aprender a enfrentarse al problema y así poder solucionarlo.

Cómo superar un trauma
Todas las personas, y a cualquier edad, pueden quedar traumatizadas por un suceso negativo que ocurra en un momento determinado. Lo importante es afrontarlo y no permitir que le afecte durante toda la vida. Para ello es aconsejable:

Gálatas 6:17
De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.

- Contar con el apoyo de amigos y familiares. En casos concretos se puede encontrar apoyo a nivel social, según el tipo de trauma que se sufre. Las mujeres maltratadas o víctimas de abusos sexuales, pueden acudir a determinados centros sociales que tengan entre sus funciones, la de ayudar a víctimas de la violencia de género o de agresiones sexuales.

Proverbios 18:24
El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.

Éxodo 23:5
Si vieres el asno del que te aborrece caído debajo de su carga, ¿le dejarás sin ayuda? Antes bien le ayudarás a levantarlo.

- Acudir a un profesional. En determinadas ocasiones no se tiene clara la causa del trauma. Lo principal, en este caso, es descubrirla para comprender el porqué del problema y a partir de ahí poner solución. Es aconsejable acudir a un profesional.

Génesis 49:25
Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá Con bendiciones de los cielos de arriba, Con bendiciones del abismo que está abajo, Con bendiciones de los pechos y del vientre.

Josué 1:14
Vuestras mujeres, vuestros niños y vuestros ganados quedarán en la tierra que Moisés os ha dado a este lado del Jordán; mas vosotros, todos los valientes y fuertes, pasaréis armados delante de vuestros hermanos, y les ayudaréis,

Para que a través de conversaciones o mediante algún tipo de terapia que ayude a encontrar el origen del problema.

- Superar los posibles sentimientos de culpa. Hay personas que se sienten culpables por el suceso que les causó el trauma. Consideran que podían haberlo evitado o que fueron ellas quienes provocaron la situación. En estos casos, lo primero es superar ese sentimiento de culpabilidad, deben tener claro que ellas son las víctimas y que no hicieron absolutamente nada para que eso sucediera.

Job 22:30
El libertará al inocente, Y por la limpieza de tus manos éste será librado.
Génesis 44:10
Y él dijo: También ahora sea conforme a vuestras palabras; aquel en quien se hallare será mi siervo, y vosotros seréis sin culpa.

- Modificar las conductas. Consiste en modificar los pensamientos, sentimientos y emociones. Cuando con relación al suceso traumático aparecen una serie de conductas irracionales. El profesional ayuda a comprender la irracionalidad de esas conductas, desmontando esas ideas y enseñando a modificarlas o a cambiarlas por otras alternativas.

Job 9:27
Si yo dijere: Olvidaré mi queja, Dejaré mi triste semblante, y me esforzaré,

Salmos 147:3
El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.

Como Superar el Estrés Postraumático por un Accidente de Tránsito
Lucas 12:4
[A quién se debe temer] [(Mt. 10.26-31)] Más os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer.

Todos los años ocurren mas y mas accidentes de transito en las carreteras por diferentes razones. Si usted es uno de los miles que a diario tienen un accidente de transito es posible que haya tenido muchos sentimientos y si fue uno accidente severo lo mas seguro es que tuvo esos sentimientos muchos días después de el día de su accidente. Lo más común es que sienta rabia con lo que sucedió, nerviosismo, preocupación, culpabilidad y dificultad para creer lo que le sucedió. Todos estos sentimientos son comunes y están dentro de lo normal.

La persona puede seguir repitiendo el accidente en su mente y puede sentir como que lo esta experimentando otra vez. El peligro de esto radica en que debido a la severidad del accidente o lo traumático que fue la experiencia los sentimientos se agudicen hasta el punto de impedir el desempeño normal después de un accidente. Debido a que cada persona tiene su límite no es posible precisar que es una experiencia traumática y cual no lo es, pero si se puede decir que cuando se estuvo a punto de morir y tener la vida pendiendo de un hilo eso es suficiente para ser traumático.

Romanos 14:5
Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente


En la mayoría de los casos las personas que sufren un accidente de tránsito se recuperan con el tiempo. Sin embargo en algunas personas no desaparecen, al contrario se hacen más fuertes afectando la vida de las personas afectadas y sus familiares. Cuando estos sentimientos fuertes comienzan a interferir en la vida diaria, son señales de la condición que se conoce como el síndrome de estrés postraumático. Las personas que sufren de estrés postraumático tienen las siguientes características:

Lucas 16:23
Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

1 -Problemas para manejar o montarse en un vehículo de motor.
2 - Preocupación o rabia excesiva.
3 - Dificultad para conciliar el sueño y pesadillas.
4 - Recuerdos constantes del accidente que no se pueden controlar.
5 - Desasosiego generalizado.




Para recuperarse de este evento traumático, la persona debe regresar a sus actividades rutinarias lo antes posible, no permita que el accidente le ponga límites a su vida. Manténgase activo, mientras más mejor pues no tendrá tiempo de pensar en el evento del accidente. Consulte a su medico si no siente que este progresando para que lo pueda referir a un especialista y poder resolver lo antes posible su condición. Acepte la ayuda de familiares y amigos, el apoyo es muy importante para la recuperación. Maneje con cuidado pero a al defensiva, no conduzca con miedo. Propóngase superar este episodio traumático y continuar con su vida de forma normal.

Nota del redactor: Trabaja en Equipo de Aquí en Adelante.

Trauma
Del griego trauma / trauma (el genitivo es traumatoV / tráumatos, y a partir de él se forman traumatología y sus derivados), significa "herida". No sólo mantenemos su forma y significado, sino también su campo léxico sin variación alguna. El verbo traumatizar lo hemos sacado de traumatizw (traumatítzo), que significa en griego herir, y cuyo uso hemos reservado en español a los traumas psíquicos. La palabra traumatismo es la misma en griego: traumatismoV (traumatismós), y el adjetivo traumático es transcripción fiel de traumatikoV (traumatikós). Ya en griego se usó toda esta terminología no sólo para heridas físicas, sino también para otras heridas y desastres. Hablando de guerra, una de las formas de llamar a la derrota o al desastre, era trauma (tráuma). También se aplicaba este término a otros daños físicos en el orden de las averías, desperfectos y estragos.

Job 9:17
Porque me ha quebrantado con tempestad, Y ha aumentado mis heridas sin causa.

A diferencia del griego clásico, en que nunca perdieron estas palabras su valor de herida, actualmente se ha especializado el término trauma en el aspecto psíquico y traumatismo en el especto físico. Se suele entender por trauma o "trauma psíquico", todo suceso o experiencia muy impactante vivida por un sujeto, que le produce diversos trastornos que a menudo dejan secuelas.
Se habla propiamente de trauma psíquico cuando el desencadenante del mismo es de tal intensidad que el sujeto es incapaz de responder adecuadamente.

Jeremías 30:17
Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sión, de la que nadie se acuerda.

El individuo está desbordado por la cantidad o por la fuerza de las emociones recibidas. En cambio se habla de traumatismo para referirse a lesiones orgánicas producidas por agentes mecánicos ( choques, impactos, aplastamientos, torceduras, arrastres, fracturas esguinces, incisiones); por agentes físicos (quemaduras, congelación, electrocución, exceso de radiaciones, efectos de compresión y descompresión por onda expansiva de las explosiones, ahogamiento); y traumatismo por agentes químicos (contacto interno o externo con productos cáusticos, ácidos, etc., intoxicación por gases vesicantes, asfixiantes, lacrimógenos, etc.).

Mateo 8:16
Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;

Es evidente que aparte de otras causas capaces de producir traumas psíquicos, los propios traumatismos orgánicos presentan cuadros que conducen a éstos, y que se engloban bajo la denominación de shock traumático.

2 Timoteo 1:3
[ Testificando de Cristo ] Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día;

En efecto, entre los daños ocasionados por accidentes violentos, es muy frecuente que se curen más rápidamente y de forma más definitiva los traumatismos físicos que los traumas psíquicos, e incluso que desaparezcan todas las marcas físicas del episodio, pero queden imborrables las marcas psíquicas.

Lucas 10:33-35
33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; 34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. 35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.

De hecho se ha considerado el llamado shock traumático como un mecanismo de autointoxicación. Lo que parece verosímil y probable es que el concepto de trauma psíquico haya nacido para denominar las afecciones psíquicas que suelen acompañar a los episodios traumáticos y que de ahí haya pasado a denominar (primero conjuntamente, y luego en exclusiva) los daños psíquicos producidos en el ámbito puramente psíquico.

Marcos 16:17
Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

De todos modos, desde el punto de vista léxico todo el grupo de palabras relacionadas con trauma se ajustan de maravilla a lo que quieren significar.


“Descansen Aquí y Repasen lo Aprendido”


El Trauma de un Aborto Inducido: Controversia, Diagnosis y Reconciliación

El duelo es una respuesta universal a la pérdida y/o a la muerte. La etapa de luto es el proceso por el cual el duelo es resuelto. Las reacciones de luto a la pérdida y muerte, sin embargo no son universales, y están sujetas a considerables diferencias culturales, familiares e individuales. En la cultura occidental hay tabú alrededor del tema de la pérdida del embarazo que incluyen el aborto inducido, el aborto espontáneo, la muerte prenatal, el dar al niño en adopción y la muerte postnatal.

Job 34:6
¿He de mentir yo contra mi razón? Dolorosa es mi herida sin haber hecho yo transgresión.

Tanto las mujeres como los hombres experimentan el duelo de la muerte pre y postnatal en la pérdida del embarazo. Aún si la pérdida del embarazo es intencionada o no (parto provocado o espontáneo), estos padres han sido dejados solos en su duelo sin apoyo o validación de su pena. Acorralados por el silencio, la sociedad típicamente falla en reconocer o legitimar la pérdida. La pérdida de un embarazo es generalmente difícil de hablar porque no hay funeral, no hay certificado de defunción o alguna designación de estatus de duelo.

1 Corintios 4:4
Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor.

En Estados Unidos, en el caso de un aborto espontáneo o provocado, legalmente el feto nunca fue un ser humano. Sin embargo, los psicoterapistas Rando y Worden han descrito que en cualquier tipo de aborto, de todas maneras "está envuelta la pérdida de un niño" y porque esto compromete "la pérdida de una persona, el duelo debe hacerse". Los esposos, la familia, los amigos, los médicos y los consejeros profesionales muchas veces encuentran dificultad en entender cómo una pérdida tan temprana puede tener este enorme impacto emocional. Cuando una pérdida del embarazo es traumática y no puede ser abiertamente expresada haciendo un duelo público o recibiendo apoyo social, el duelo es "disenfranchised". Es decir, pasado por alto y no validado.

8 Isaías 29:8-10
Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando despierta, su estómago está vacío; o como el que tiene sed y sueña, y le parece que bebe, pero cuando despierta, se halla cansado y sediento; así será la multitud de todas las naciones que pelearán contra el monte de Sión. Ceguera e hipocresía de Israel 9 Deteneos y maravillaos; ofuscaos y cegaos; embriagaos, y no de vino; tambalead, y no de sidra. 10 Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes.

El proceso de resolución para este tipo de duelo se describe como una "etapa de luto complicado" y puede ser después intensificado por una reacción traumática de reexperimentación y recuerdos recurrentes seguidos de un esfuerzo para negar y evitar darle un significado al embarazo, o tener recuerdos de apegamiento afectivo al niño. Ya sea preparto o postparto, voluntaria o involuntaria, la pérdida del feto/niño/infante puede ser traumática y tener para toda la vida un significado que hace aflorar reacciones de duelo.

Hebreos 12:23
a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,

El trauma de la pérdida de un embarazo y el aborto inducido Mujeres y familias que han experimentado el Síndrome de la muerte súbita, prenatal o neonatal, han recibido generalmente más compasión y sensibilidad a su pérdida, que aquellas mujeres que han experimentado un aborto provocado o espontáneo.

Génesis 18:26
Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos.

Este grupo contrariamente no ha recibido el mismo tratamiento, aunque hay mucha evidencia que sugiere que las mujeres forman un apegamiento afectivo con el niño muy temprano en la gestación. Las investigaciones recientes sugieren que la reacción de duelo por la rotura de este apego afectivo ocurre temprano (antes del aborto) y ocurre irremediablemente aunque la mujer lo quiera o no. Cuando la pérdida del embarazo ocurre, ambos padres comienzan un tipo de relación que es única y que puede alterar la vida de ellos en diferentes y profundas maneras.

Números 30:12
Mas si su marido los anuló el día que los oyó, todo lo que salió de sus labios cuanto a sus votos, y cuanto a la obligación de su alma, será nulo; su marido los anuló, y Jehová la perdonará.

El duelo es reconocido en la depresión, la tristeza, la insensibilidad y hasta la negación, teniendo todos estos una asociación temporal con la pérdida del embarazo. La insensibilidad se convierte en un sufrimiento intenso seguido de un sentimiento de vacío y distanciamiento de la gente. La pérdida es repetidamente reprocesada durante las horas de vigilia y vuelta a experimentar en sueños y pesadillas. Los síntomas físicos son también: debilidad, perturbación del sueño, pérdida del apetito, dolores de cabeza, dolores de espalda, indigestión y ataques de ansiedad.

Marcos 11:25
Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

Las reacciones de estrés pos-traumático y pena se entremezclan e interactúan con el dolor de la pérdida del embarazo y el aborto inducido: shock e insensibilidad emocional con la experiencia del descubrimiento de la muerte del feto. Lo abrupto de la pérdida sobrepasa las habilidades de afrontamiento, lo que trae como resultado la ruptura del esquema cognitivo del mudo sujeto que experimenta esta reacción. (Por ejemplo: "Generalmente me siento a salvo del peligro. No siento que merezca mucho. Muchas veces pienso lo peor de la gente. No se puede confiar en nadie.") El sentimiento de culpa del que sobrevive, secundariamente, el abuso de substancias tóxicas para reducir el dolor de la experiencia de la pérdida; la revivenciación crónica de la muerte fetal del niño, los sentimientos de desarraigo o enajenación con respecto a los otros ; la pérdida de los sentimientos de ternura y de afecto; los trastornos del sueño y la pena misma que se manifiesta en explosiones desproporcionadas de ira; todas estas reacciones se entremezclan.

Génesis 27:44
y mora con él algunos días, hasta que el enojo de tu hermano se mitigue;
Salmos 6:1
Jehová, no me reprendas en tu enojo, Ni me castigues con tu ira.
2 Corintios 12:12-14
12 Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros.
13 Porque ¿en qué habéis sido menos que las otras iglesias, sino en que yo mismo no os he sido carga? !!Perdonadme este agravio! Pablo anuncia su tercera visita 14 He aquí, por tercera vez estoy preparado para ir a vosotros; y no os seré gravoso, porque no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos.

Las reacciones de estrés pos-traumático han sido identificadas tanto en los hombres como en las mujeres que han tomado la decisión de un aborto provocado o inducido. (Speckhard & Rue, Post abortion syndrome: An emerging public health concern, Journal of Social Issues, 1992, 48:3, 95-119). Se ha informado sobre reacciones similares en relación con el aborto espontáneo, la pérdida prenatal y cuando un niño se da en adopción.

La estrategia de intervención
La estrategia de intervención que se usa en el Instituto de Investigaciones para la Recuperación post-aborto incluye:
(1) Reconocimiento de la pérdida
(2) Reconocimiento del propio papel en la pérdida
(3) Personificación de la pérdida
(4) Procesamiento del trauma a partir del trabajo de duelo
(5) Reconstrucción ritual y reconciliación

Lucas 2:51
Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

Sanación del recuerdo de un aborto
Por lo general comienzo la experiencia de sanar los recuerdos pidiéndole a la paciente- Juana en este caso- que se siente cómodamente, cierre los ojos, incline la cabeza y se relaje de tal manera que pueda traer a la memoria todos los detalles del aborto. Inicio el proceso manifestando el deseo y el poder de Dios para sanar nuestros pecados y nuestro dolor.

Lucas 8:21
Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.

Después utilizo la técnica psicológica de la reflexión dirigida para llevar a la paciente al recuerdo doloroso del aborto y comienzo con esta oración:

"Padre celestial te damos gracias por tu promesa de estar entre nosotros cuando haya uno o más reunidos en tu nombre. Agradecemos tu presencia y te pedimos que nos guíes en nuestro viaje para la sanación de Juana. En el nombre de Jesús conmino a los espíritus de la oscuridad que pudiesen perturbar el proceso de sanación para que se alejen. Jesús, sé que eres el único y verdadero Redentor de quien proviene toda sanación total, sea a través de la medicina, la psicología o la sanación divina. Guíanos ahora, Espíritu Santo, de manera que Juana reciba el perdón por su aborto y sane totalmente para gloria tuya."

Hebreos 10:15-17
15 Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: 16 Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17 añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.

"Juana, ahora déjate llevar hacia la época en que ocurrió el aborto. Permite que el Espíritu Santo proyecte la película de tu recuerdo. Es probable que recuerdes un aspecto en particular, como la clínica o el sitio donde te encontrabas cuando tomaste la decisión de abortar, o quizás tus sentimientos después del aborto. Para cada persona es diferente. Sencillamente abre tu mente y visualiza tus recuerdos." Tras una pausa breve le pregunto: "¿Podrías decirme lo que ves en tu mente en este momento?"
Pausa para que la paciente comparta el recuerdo que le ha venido a la mente.

Mateo 18
15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. 17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. 18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. 20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. 21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

"Bien, Juana: muy bien. Ahora quisiera que te permitieras no solamente ponerte en contacto con los hechos y las circunstancias que rodearon tu decisión, sino, lo que es más importante, comenzaras a sentir todos los sentimientos de ese momento. Dedica unos momentos a concentrarte en tus emociones. Si deseas llorar, hazlo". La paciente por lo general comienza a llorar al llegar a este punto, lo cual es una parte importante del proceso de duelo y de sanación.

Deuteronomio 34:8
Y lloraron los hijos de Israel a Moisés en los campos de Moab treinta días; y así se cumplieron los días del lloro y del luto de Moisés.
Levítico 26:13-15
13 Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para que no fueseis sus siervos, y rompí las coyundas de vuestro yugo, y os he hecho andar con el rostro erguido.14 Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos,15 y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e invalidando mi pacto,

"Ahora, Juana, quiero que en tu mente alces el rostro desde donde te encuentres sentada o acostada y mires hacia la puerta más cercana. Deseo que veas, parado en la puerta, a Jesús como lo imaginarías lleno de perdón, amor y sanación. Puede ser alto o corto de estatura, puede tener o no barba, pero deseo que lo imagines como crees que sería Jesús. Podrá tener ojos oscuros y profundos que atraerán tu atención inmediatamente. Parece irradiar amor y una hermosa calidez, y en su rostro no hay señal alguna de que te está juzgando o despreciando.

Santiago 5:15
Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.
1 Juan 1:9
Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
1 Juan 2:12
Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

"Después notas que sostiene algo en sus brazos. Es algo envuelto en una manta y, tras unos segundos, te das cuenta de que se trata de un bebé. Es tu bebé, Juana, el que está en brazos de Jesús y El lo ama más de lo que tú lo amarías si estuviera contigo en esta tierra. Ahora quisiera que te pusieras de pie y en tu mente cruces hasta donde está Jesús, sin dejar de mirarlo. Alza tus ojos hacia él y mírate fijamente en sus ojos llenos de perdón. Te das cuenta de que Jesús no te condena, solamente te ama. El murió en la cruz para redimirnos por todos nuestros pecados y ahora está allí, ofreciéndote perdón y amor. La deuda de tu pecado ha sido cancelada. Jesús no deja de sonreír dulcemente y comienzas a sentir que su amor penetra hasta el fondo de tu corazón y tu mente. Llénate de ese amor y permite que envuelva todo tu ser.

"Estaré en silencio durante unos minutos para que dialogues mentalmente con Jesús. Entrégale todo tu dolor. Cuéntale tus sentimientos y emociones. Pon todo tu dolor y tu tristeza a sus pies, entrégale todos los sentimientos que te embargan.

Colosenses 3:13
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

"Después de que hayas dejado salir todos tus sentimientos, pide el perdón de Dios. En tus propias palabras, dile a Jesús cuánto lamentas haber dejado que mataran a tu hijo y pídele que te perdone. Dile a Jesús que perdonas a todos cuantos participaron en el aborto. Si te es especialmente difícil perdonar a una o más personas, pídele a Jesús que te ayude a perdonar. El es la esencia del amor y el perdón.

Colosenses 2:13
Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

"Te das cuenta de que el dolor que has experimentado no es un castigo del Padre, sino una consecuencia de tu duelo por la muerte de tu hijo. Al entregar nuestro dolor al Padre a través de Jesús, cuyo mayor deseo es que recibamos el amor de Dios, nos acercamos a El y su perdón se convierte en la base misma de la sanación.

2 Crónicas 7:14
si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de
Sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

"Cuando termines de compartir tu dolor, guarda silencio y escucha las palabras de Jesús. El tiene cosas específicas que decirte en particular. Quizás sean una o dos palabras, o hasta varias frases. Te darás cuenta de que sus palabras están llenas de poder para sanar. Son su ofrenda para sanarte. De la misma manera que sanó imponiendo las manos mientras vivió en la tierra, sus palabras sanarán tu experiencia del aborto. Mientras tú vives tu diálogo con Jesús, yo oraré en silencio, intercediendo por ti ante nuestro padre amoroso.

Judas 1:21
conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

"Cuando hayas oído todo lo que Jesús tiene que decirte, quiero que veas cómo te entrega a tu bebé para que lo sostengas en los brazos. Seguramente habrá lágrimas, pero son parte del proceso de sanación. Dile a tu hijo todo lo que quieras decirle sobre cuánto lo amas y lamentas lo sucedido. Abre tu corazón mientras abrazas a tu bebé. No temas pedirle que te perdone."
Después de diez minutos de oración en silencio, paso a la oración de la entrega.
Apocalipsis 8:4
Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

"Señor Jesús, sabemos que el bebé de Juana está contigo en el cielo, Juana ha visto a su bebé en tus brazos. Señor, gracias te damos por el amor que le profesas a este niño y por la forma como nos amas a todos los que habitamos esta tierra. Ahora, Señor, deseamos entregarte este bebé de Juana para siempre."
En este momento interrumpo la oración y pregunto a Juana si tiene idea sobre el sexo de su hijo. Luego le pregunto se tiene alguna idea sobre su nombre. Una vez obtenidos estos dos datos de vital importancia, continúo la oración.

Ezequiel 34:25
Y estableceré con ellos pacto de paz, y quitaré de la tierra las fieras; y habitarán en el desierto con seguridad, y dormirán en los bosques.

"Padre Celestial, Señor Jesús y Espíritu Santo, venimos a vosotros en este momento de nuestro viaje para entregar esta niña Juanita a la Santísima Trinidad para toda la eternidad. Sabemos Señor que amas a esta niña más de lo que ningún progenitor terrenal podría comprender. Pero Juana, la madre terrenal de este bebé, desea encomendarte a su pequeña para que esté contigo en el cielo y reciba tu amor en compañía de todos los ángeles hasta el fin de los siglos. Gracias Padre por el amor que le profesas a esta niña. Confiamos Señor en que Juana se reunirá en espíritu con el alma de su hija Juanita y esperamos ese día. Te alabamos Padre nuestro y te agradecemos por la sanación que le brindas a esta madre en este momento."

Éxodo 33:14
Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.

Después concluyo preguntándole a Juana si tiene algo que agregar a la oración y el servicio de entrega de su hija, ya sea en voz alta o en silencio. Por último cierro el servicio con la siguiente oración:

Levítico 25:6
Mas el descanso de la tierra te dará para comer a ti, a tu siervo, a tu sierva, a tu criado, y a tu extranjero que morare contigo

"Señor Jesús te alabamos y te damos gracias por lo que has hecho para sanar a Juana de su aborto. Te damos las gracias por la pequeña Juanita y por estar a su lado por toda la eternidad. También te damos gracias por habernos liberado de nuestros pecados con tu muerte y resurrección. Te damos gracias por la libertad que siente Juana. Padre te pido que lleves a Juana en la palma de tu mano durante esta semana, hasta que nos veamos nuevamente. Continúa sanándola . Ayúdala a continuar sintiendo el poder de tu amor y de tu perdón redentor. Te alabamos en el nombre de Jesús. Amén."

Apocalipsis 14:6
[ El mensaje de los tres ángeles ] Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,

Síndrome post-aborto Criterios de diagnóstico

A. Exposición al trauma. Los dos elementos siguientes están presentes:

1. La persona habrá experimentado, presenciado o confrontado un aborto percibido como un suceso traumático en donde está de por medio la muerte intencional de un niño no nacido.
2. La reacción de la persona fue de temor intenso, indifensión u horror hasta el punto de producirle síntomas significativos de revivir la experiencia, ovación, falta de sueño y dolor profundo.

B. Revivir la experiencia. El trauma del aborto se revivió en más de una de las siguientes formas:

1. Recuerdos repetidos y vividos de la experiencia del aborto que producen sentimientos.
2. Sueños repetidos del aborto o del niño no nacido que producen sufrimiento (por ejemplo, sueños con bebés o fetos).
3.Actuar o sentir como si se estuviera repitiendo el suceso del aborto (incluye revivir la experiencia, sufrir alucinaciones y episodios de disociación).
4. Sufrimiento psicológico intenso al exponerse a sucesos que simbolizaba la experiencia del aborto o se asemejan a ella (por ejemplo, clínicas, mujeres embarazadas, bebés, embarazos posteriores) y también reacciones de intenso dolor y depresión en las fechas de aniversario del aborto o en la fecha prevista para el nacimiento del feto abortado.
5. Reacciones fisiológicas frente a estímulos internos o externos que simbolizan un aspecto del aborto o se asemejan a este.

C. Evasión: Evasión persistente frente a los estímulos asociados con el trauma del aborto o adormecimiento de las reacciones en general (no existentes antes del aborto), según lo indican por lo menos tres de los siguientes elementos:


1. Esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos, conversaciones y también para negar pensamientos o sentimientos asociados con el aborto o el significado negativo derivado de la experiencia.
2. Esfuerzos para evitar información, actividades, lugares o personas que puedan despertar el recuerdo del trauma del aborto.
3. Incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma del aborto.
4. Pérdida marcada del interés por participar en actividades significativas.
5. Sensación de distanciamiento o desapego de los demás, incluida la introversión en las relaciones y una menor comunicación.
6.Disminución del alcance afectivo, por ejemplo para sentir amor o compasión.
7. Sensación de tener otros hijos, o vivir durante un período normal de tiempo.


D. Características asociadas: Síntomas persistentes de vigilia intensa (ausencia antes del trauma del aborto) reflejados en don o manía de los siguientes elementos:


1. Dificultad para conciliar y conservar el sueño.
2. Irritabilidad o estallidos de ira (contra sí misma, otras personas, el compañero, Dios, el médico).
3. Dificultad para concentrarse.
4. Híper vigilancia.
5.Sobresalto exagerado ante recuerdos vividos del trauma del aborto.
6. Depresión o pensamientos suicidas.
7.Sentimientos persistentes de culpa ante el hecho de estar viva cuando el niño que se abortó no lo está.
8. Síntomas significativos de menosprecio y/o incapacidad para perdonarse.
9. Abuso secundario de substancias.
10. Síntomas de desorden en la alimentación.
11. Pérdida del interés sexual o búsqueda fingida de muchos compañeros sexuales.


E. Duración: Los síntomas de los puntos b, c y d duran más de un mes.

F. Impedimentos: La perturbación produce un sufrimiento clínico significativo e impedimentos sociales, ocupacionales o en otras áreas del funcionamiento humano.

G. Inicio:
1. Agudo (si los síntomas duran menos de 3 meses)
2. Crónico (si los síntomas se prolongan durante 3 meses o más)
3. Tardío (si los síntomas aparecen por lo menos 6 meses después del suceso)

En su propia vida, cómo maneja usted sus sentimientos de:
Rabia:
Frustración:
Culpa:
Pérdida de control:
Tristeza:
Perdón:
Te deseo:
Felicidad: Muy dentro de ti. Serenidad: En cada amanecer. Éxito: En cada faceta de tu vida. Amigos: Muy cercanos y pendientes de ti. Amor: Que siempre fluya de tu interior. Conocimiento: De la gracia y el amor de Dios. Recuerdos especiales: De todo el ayer. Un brillante hoy: Con mucho por lo cual agradecer. Un camino: Que te lleve a un hermoso mañana. Sueños: Para que se conviertan en realidad. Y gratitud: Por todas las maravillosas cosas a tu alrededor.
1 Samuel 14:41
Entonces dijo Saúl a Jehová Dios de Israel: Da suerte perfecta. Y la suerte cayó sobre Jonatán y Saúl, y el pueblo salió libre.

Como Enfrentar la Pérdida de Tu Empleo

La pérdida de un trabajo, por más justificada que sea ocasiona un duelo semejante al de cualquier otra


Génesis 3:19
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Génesis 9:20
Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña;

¿Cómo nos sentimos al momento de que nos anuncian que estamos despedidos?
En ese momento nos bloqueamos, no lo podemos creer y nos sentimos la persona más desgraciada del mundo. Tienes miedo al ya no contar con tu sueldo mensual y sientes rabia contra tu jefe, contra la empresa, contra tu país y contra todo. Tienes sentimientos de confusión y culpabilidad. Si fueras tan bueno esto no te hubiera sucedido ¿No es verdad? En absoluto, tu despido, en caso que hayas sido parte de un recorte por reestructuración, no tiene nada que ver contigo y tu jefe ha de lamentar muchísimo el hecho que hayan tenido que prescindir de ti.


Filipenses 4
11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 14 Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación.


La pérdida de un trabajo, por más justificada que sea ocasiona un duelo semejante al de cualquier otra pérdida, como el de un divorcio o la muerte de un ser querido. Estos sentimientos son normales y no debemos avergonzarnos de tenerlos. Siempre pasamos por un proceso común que es el siguiente: negación, coraje, negociación, depresión y aceptación.

2 Samuel 9:10
Tú, pues, le labrarás las tierras, tú con tus hijos y tus siervos, y almacenarás los frutos, para que el hijo de tu señor tenga pan para comer; pero Mefi-boset el hijo de tu señor comerá siempre a mi mesa. Y tenía Siba quince hijos y veinte siervos.

Negación es pensar: "Esto debe ser una broma" "No me pueden hacer esto a mí" "Seguro hay una equivocación" Ya que descubres que no es ninguna broma viene el coraje y el resentimiento hacia el patrón. "Esto no es justo" "No pueden hacerme esto a mi"

1 San Juan 1
9 “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad...”

Jeremías 29:11
11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

Génesis 45:11
Y allí te alimentaré, pues aún quedan cinco años de hambre, para que no perezcas de pobreza tú y tu casa, y todo lo que tienes.

El siguiente paso es la negociación para que dejen quedarte y que ellos pongan sus condiciones, cosa que nunca sucederá. Entonces viene la depresión y después la aceptación calmada y fría de la situación.

En el momento de la depresión, si ésta se prolonga demasiado el miedo y la vergüenza pueden inmovilizarte en tu búsqueda de trabajo, puedes sentirte muy tímido para solicitar trabajos en los que podrías desenvolverte muy bien, y tal vez quieras tomar la primera oferta que te hagan por mala que ésta sea.


1 Reyes 19
5 Y echándose {Elías} debajo del enebro, se quedó dormido;(el dormir demasiado es síntoma de depresión) y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. 6 Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse. 7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. 8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.

¿Qué debes hacer y qué debes evitar al estar desempleado?
• Evita recurrir al alcohol o a pastillas para dormir, que sólo te evaden del problema y pueden traerte en el corto plazo más problemas con qué lidiar, problemas que te pueden originar debilidad y enfermedades.

Génesis 9:23-25
23 Entonces Sem y Jafet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre, teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre. 24 Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven, 25 y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos será a sus hermanos.

Hebreos 4: 12
4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

• Si te sientes poca cosa, pregunta a alguien de tu confianza qué es lo que les gusta más de ti, y si alguien de tu confianza te conoce en el ámbito laboral pregúntale qué era lo que más admiraba de ti, o qué cosas él consideraba que hacías bien. Tal vez tú en este momento no recuerdes nada positivo de ti mismo.

1 Reyes 19
15 Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco; y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria. 16 A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel; y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar. 17 Y el que escapare de la espada de Hazael, Jehú lo matará; y el que escapare de la espada de Jehú, Eliseo lo matará. 18 Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

• No dejes que la amargura y el resentimiento te invadan al momento de las entrevistas el mencionar una demanda laboral o si hablas negativamente de la empresa de la que saliste, sólo puede perjudicarte. Si quieres desahogarte hazlo con algún familiar o amigo que no tengan nada que ver con tu aspecto laboral.

• Una forma de salir adelante es ver tu situación lo más positivamente posible. Tu pérdida de trabajo es una situación que te va a hacer más fuerte y te va a abrir más puertas. Cada cosa que hagas para buscar trabajo va a ser valioso aunque los resultados no sean aparentes inmediatamente.

Habacuc 2
1 Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja. 2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. 3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.5 Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos.

• Asegúrate que el área o la industria en la que estás buscando es la adecuada para ti. Muchos candidatos asumen que su última posición es en la que deben de continuar, cuando en realidad lo que deberían de buscar es un cambio de vocación.
• Sé honesto contigo en qué tanto tiempo le estás dedicando a buscar trabajo, haz un diario de actividades en donde pongas las cosas que haz hecho y los pendientes que te faltan.

Recuerda, la pérdida de el empleo es algo cada vez más común en éstas épocas, no tiene nada de vergonzoso que hayan hecho un recorte y que tú hayas estado en él, manéjalo con tranquilidad y madurez, haz de tu búsqueda de trabajo un trabajo de tiempo completo, y en muy poco tiempo vas a tener un trabajo igual o mejor que el que tenías antes.

Eclesiastés 5:12
Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia.

APROVECHAR LA PERDIDA DE EMPLEO COMO UNA OPORTUNIDAD PARA CAMBIAR

El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados" (1 San Juan 4:10)

El poder de transformación del presente
A veces, ocurren cosas que pueden cambiar nuestras vidas, si le dejamos. Un hecho "destructivo" puede ser también un hecho que "cambie" nuestra vida. Para algunas personas la pérdida del empleo es una inconveniencia o una interrupción. Para otras, es un desastre que da inicio a una espiral descendente. Pero para otras, sin embargo, es una experiencia transformadora que lleva al cambio más positivo de sus vidas. La mejor consecuencia posible de una pérdida de empleo es que ésta puede convertirse en una experiencia positiva y transformadora.


El "futuro"
El futuro no es una "cosa" predeterminada. Si es, en cambio, un contenedor de posibilidades. Intentar entender y planificar el futuro siempre supone dificultades, pero es imprescindible. Significa realizar estudios sobre distintas industrias y sectores laborales, así como observar los cambios de la sociedad mientras pasamos de la era industrial a la de la información. Y, aunque las predicciones sobre el futuro son a menudo erróneas, meditar sobre el futuro es crucial, ya que esta orientación futura ayuda a las personas a mover el pasado y el presente hacia el futuro.

Isaías 4:2
[Futuro glorioso de Jerusalén] En aquel tiempo el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.

Fortaleza, Debilidades, Oportunidades, y Amenazas
Cuando uno se planifica su futuro es útil realizar un análisis tipo SWOT (Strenghts, Weakness, Opportunities, Threats). Cada elemento de este conjunto SWOT no será tratado de forma independiente, cada uno de ellos es evaluado junto a la situación de mercado como un medio para fijar una dirección. Se piensa en el análisis SWOT como una herramienta "estratégica", ya que ayuda a las personas (y a las organizaciones) a verse a si mismos y a su entorno de trabajo de forma suficientemente clara como para poder planificar caminos (estrategias) específicos para poder llegar a donde quieran estar.

Zacarías 9:9
[El futuro rey de Sión] Alégrate mucho, hija de Sión; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.

El análisis SWOT pregunta:
- ¿Cuales son tus fortalezas (puntos fuertes)? ¿Cómo encajan éstos con el objetivo? ¿Dónde quieres estar, y cómo te ayudarán estos puntos fuertes a llegar allí?
- ¿Cuales son tus debilidades y limitaciones? ¿Donde fallas en el actual y cambiante mercado de trabajo? ¿Qué limitaciones personales o profesionales debes vencer?
- ¿Qué oportunidades existen ahí fuera? ¿Hacia donde va el mercado? ¿Qué aliados y qué ventajas existen que puedan ayudarte a encontrar oportunidades y conseguir metas?
- ¿Cuales son las amenazas para tu carrera y para tus decisiones? ¿Qué clase de competencia existe, y donde te quedas corto en tu capacidad de afrontar estos retos? ¿Que cosas pueden interferir en tu capacidad de reconocer y aprovechar las oportunidades?

El mensaje aquí es claro: las personas que quieren tomar más control de su carrera deben conseguir conocerse mejor a sí mismos y a su campo de actuación, así como conocer el entorno y el clima en que se encuentran ellas y su profesión. Este modelo simple ofrece importantes directrices para ayudar a estas personas a diseñar su propio futuro:

1 Timoteo 6:12
Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

. Hazte cargo de tu carrera personalmente. No esperes a que otros cambien el curso de tu vida, ya sea destruyendo o creando oportunidades para ti.

Hebreos 4:14
[Jesús el gran sumo sacerdote] Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
Hebreos 10:23
Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

. Reconoce tus debilidades y limitaciones. Entiende las clases de destrezas que requieren tu campo laboral y señala claramente donde se quedan cortos tus destrezas, actitudes y conocimientos, no solo respecto a tu propia profesión, sino también respecto a profesiones similares.

2 Corintios 12:5
De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades.

. Desarrolla nuevas habilidades y expande tu capacidad. Identifica el rango de habilidades específicas y generales que encajan en tu profesión y extiéndelas a otras profesiones relevantes.

Éxodo 30:25
Y harás de ello el aceite de la santa unción; superior ungüento, según el arte del perfumador, será el aceite de la unción santa.

1 Reyes 9:27
Y envió Hiram en ellas a sus siervos, marineros y diestros en el mar, con los siervos de Salomón,

. Aguza tus habilidades personales y de comunicación. Estas son habilidades interpersonales que te ayudarán a entender y a ser entendido, y siempre te ayudarán, ya que todo esfuerzo que realices implicará una comunicación interpersonal.

2 Samuel 22:50
Por tanto, yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, Y cantaré a tu nombre.

. Echa un vistazo a lo que hay ahí fuera, y ejercítate en identificar oportunidades. Investiga tu campo profesional u otros que puedan interesarte, y no quites el ojo de encima a otros mercados y cambios sociales que puedan afectar a tu campo.

Nehemías 5:8
y les dije: Nosotros según nuestras posibilidades rescatamos a nuestros hermanos judíos que habían sido vendidos a las naciones; ¿y vosotros vendéis aun a vuestros hermanos, y serán vendidos a nosotros? Y callaron, pues no tuvieron qué responder.

. Reconoce los cambios. Algunas personas no ven venir los cambios hasta que estos les pasan por encima. Reconocer los cambios es una de las claves que te permitirán realizar en ti mismo los cambios necesarios para seguir en el juego.

Deuteronomio 32:7
Acuérdate de los tiempos antiguos, Considera los años de muchas generaciones; Pregunta a tu padre, y él te declarará; A tus ancianos, y ellos te dirán.

. Se flexible. No puedes permanecer en un juego cambiante sin ser flexible y sin tener la capacidad de adaptarte al cambio. Esta es una tarea simple pero a menudo difícil.

. Entiende las nuevas tecnologías. Aunque la gente piensa en la tecnología como algo electrónico "high-tech", la tecnología se extiende a todo aquello que ayuda a hacer tu trabajo. El lápiz fue en su momento un avance tecnológico. Encuentra maneras de comprender las tecnologías que afectan a tu trabajo, y no te sientas intimidado, frustrado o temeroso de ellas.

. No te limites a ti mismo. No te limites a lo que haces ahora. Extiéndete en nuevas direcciones, alcanzando más allá, o incluso desplazándote por completo de tu profesión actual. Expande tu horizonte y conviértete en un "futurista". Medita acerca de hacia donde va todo esto, y sobre como puedes encajar para sacar provecho de ello. Crece.

2 Samuel 22:2
Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador;


La Muerte de un Ser Querido
Génesis 43:30
Entonces José se apresuró, porque se conmovieron sus entrañas a causa de su hermano, y buscó dónde llorar; y entró en su cámara, y lloró allí.

Es uno de los acontecimientos vitales más dolorosos que existen, pero forma parte inexorable de la vida. Cuando lo vivimos en propia carne, es cuando lo hemos experimentado, y por lo tanto, es cuando sabemos y conocemos de qué hablamos. Quien haya perdido un ser querido (padres, abuelos, tíos, hijos, primos, amigos…) sabe muy bien a que me estoy refiriendo.

No hay ningún ser humano que pueda escapar del manejo, tarde o temprano, de la experiencia de la muerte de alguien afectivamente cercano. La muerte no es algo sobre lo que podamos reflexionar con libertad; es un tema tabú, tanto como lo fue el sexo en su tiempo. Cualquiera que hable del tema en una reunión, será tachado de transmitir “mal rollo”. Incluso se ha apartado a los niños de la experiencia de la muerte de las personas.

Jeremías 31:15
Así ha dicho Jehová: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos, porque perecieron.

Los tanatorios son los lugares destinados a este fin, confinados en las afueras de las ciudades, lejos, para no contactar con lo que simbolizan. Por eso está aflorando un tipo particular de trastorno en nuestros días: El de Evitación Experiencial, que surge como consecuencia de la labor educativa de privar a las personas de experiencias que necesitan para su desarrollo psicológico: vivir la frustración, experimentar el duelo, tener un fracaso…

Joel 2:12
[La misericordia de Jehová] Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento.

Con la palabra duelo nos referimos en psicología al proceso de elaboración mental de la persona perdida o de una pérdida en general. Tradicionalmente se consideraba que este proceso tenía unas fases delimitadas: un primer momento de shock; un segundo momento de toma de conciencia y rebeldía, de negación y rabia; para, finalmente, pasar a la etapa de la resolución: la aceptación de la muerte y de la pérdida de la persona. Todo más o menos en un periodo de tiempo equivalente a dos/tres meses, como mucho.

Juan 11:14
14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;
Sin embargo, constatamos en la práctica que no hay un guión definido para nadie. Hay gente que no pasa por esas etapas. O se alargan más unas que otras. Lo que sí está claro es que la muerte debe ser elaborada, cada individuo cuenta con una manera de hacerlo, con sus conductas; el dolor se hace más tenue con el tiempo, más soportable, te dicen algunas personas. Pero nada es como antes, aunque lleguemos a conseguir adaptarnos.

Génesis 37:34
Entonces Jacob rasgó sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardó luto por su hijo muchos días.

Otro de los mitos es que, quien no exteriorice el dolor, no está llevando un proceso psicológicamente sano. Tampoco es cierto. Hay personas cuyo mecanismo para enfrentar un suceso de tal magnitud es la soledad, o pasear…

Números 35:14
Tres ciudades daréis a este lado del Jordán, y tres ciudades daréis en la tierra de Canaán, las cuales serán ciudades de refugio.
Job 21:3-5
3 Toleradme, y yo hablaré; Y después que haya hablado, escarneced. 4 ¿Acaso me quejo yo de algún hombre? ¿Y por qué no se ha de angustiar mi espíritu? 5 Miradme, y espantaos, Y poned la mano sobre la boca.

En cualquier caso, contar con apoyo emocional y familiar, hablar cuando se pueda y se quiera hablar, esforzarse por llevar un estilo de vida lo más normalizado posible (hay que luchar contra la culpa de que quien reanude su vida se olvida del fallecido), manejar el dolor y estar atento a posibles complicaciones (no se entra en depresión sí o sí cuando alguien muere; el duelo es una vivencia por la que hay que pasar y tiene un carácter normal)

Luego, se analiza cada caso en particular porque cada mente y cada cerebro son únicos y procesan las experiencias de una manera propia, idiosincrásica. Y distintas las circunstancias de cada pérdida. El tratamiento psicológico está para quien no puede sobrellevar una experiencia de este tipo, se siente desbordado. Pero hay que vivirla con la convicción de que el ser humano tiene más resistencia al trauma de lo que pensamos.
Superando el Duelo
Job 16:16
Mi rostro está inflamado con el lloro, Y mis párpados entenebrecidos,

Si has perdido a un ser querido, es posible que estés sintiendo distintas emociones. Es probable que estés triste, preocupado o asustado. Tal vez no estés preparado, estés impresionado o confundido. Puedes sentirte enojado, engañado, aliviado, culpable, exhausto o simplemente vacío. Tus emociones pueden ser más intensas o más profundas que lo habitual, o estar entremezcladas de una manera que nunca habías experimentado.

También habrás notado que tu pérdida está afectando tus pensamientos y tu comportamiento. Si estás afligido, es posible que te cueste concentrarte, dormir, comer o sentir interés por las cosas que solías disfrutar. Quizás intentes actuar como si estuvieras bien (aun cuando no lo estés), porque deseas ser fuerte frente a otra persona. Y es posible que te preguntes si alguna vez superarás la pérdida de alguien que significa tanto para ti.

Todas estas emociones son reacciones naturales frente a la muerte de un ser querido. Son parte del proceso de duelo.

¿Qué es el duelo?
El duelo es la aflicción que siente la gente cuando sufre la pérdida de un ser querido. Existen muchos tipos de pérdidas y no todas se relacionan con la muerte. Una persona también puede hacer duelo tras la ruptura de una relación íntima o después de que uno de los padres se va del hogar.
El duelo es una reacción natural frente a la pérdida de alguien importante. El duelo también es el nombre del proceso de recuperación que una persona atraviesa después de la muerte de un ser querido. El proceso de duelo lleva tiempo y el alivio suele aparecer en forma gradual.

Si bien todos experimentamos dolor cuando perdemos a una persona, el duelo afecta a las personas de distintas maneras. La manera en que te afecte depende, en parte, de tu situación y de tu relación con la persona que falleció.

Mateo 26:64
Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.

Las circunstancias en las que muere una persona pueden influir en los sentimientos del duelo. Por ejemplo, si una persona estuvo enferma mucho tiempo o era muy vieja, es probable que esperaras su muerte. Aunque no necesariamente esto haga que sea más fácil aceptarlo (y el sentimiento de duelo estará presente de todos modos), algunas personas descubren que saber que alguien va a morir les da tiempo para prepararse. Y si un ser querido sufre mucho antes de morir, las personas pueden incluso tener una sensación de alivio cuando llega la muerte. Si la persona que falleció era muy joven, por el contrario, es posible que tengas una sensación de que es terriblemente injusto.

Pero perder a alguien repentinamente puede ser muy traumático, sin importar la edad de la persona. Tal vez alguien a quien conoces murió inesperadamente; como resultado de un acto de violencia o de un accidente de automóvil, por ejemplo. Puede llevar mucho tiempo superar una pérdida repentina, porque quizá sientas que el acontecimiento y los intensos sentimientos que lo acompañan te tomaron desprevenido.

Perder a alguien porque cometió un suicidio puede ser especialmente difícil de enfrentar. La gente que pierde amigos o familiares por un suicidio puede experimentar un profundo sentimiento de desesperación o tristeza, porque se siente incapaz de comprender qué pudo haberlo llevado a tomar una medida tan extrema. Incluso pueden sentir enojo contra esa persona: una emoción totalmente normal. O pueden sentirse culpables y preguntarse si podrían haber hecho algo para evitar el suicidio. En algunos casos, después de una pérdida traumática, una persona puede deprimirse y necesitar ayuda especial para aliviarse.

Si perdiste a un familiar cercano, como un padre, un hermano o una hermana, es posible que sientas que te robaron el tiempo que deseabas pasar con esa persona. También puede ser difícil expresar tu propia aflicción cuando los demás miembros de tu familia también están afligidos. Algunas personas pueden esconder su propia aflicción o evitar hablar de la persona que falleció, porque tienen miedo de entristecer a un padre o a otro miembro de la familia.

El duelo puede hacer que algunas personas se sientan culpables sin motivo alguno. Dependiendo de las circunstancias, algunas personas pueden preguntarse si algo que hicieron (o dejaron de hacer) causó la muerte de esa persona. Otros pueden pensar que si hubieran sido mejores personas, tal vez su ser querido no habría muerto. Estas cosas no son ciertas, por supuesto, pero a veces estos sentimientos y estas ideas son una manera de intentar darle sentido a algo que es difícil de comprender.

Todos estos sentimientos y reacciones son normales. Pero ¿qué puede hacer una persona para superarlos? ¿Cuánto dura el duelo? ¿Alguna vez toda volverá a la normalidad? ¿Y cómo vas a seguir adelante sin la persona que falleció?



Enfrentar el duelo
El proceso de duelo es muy personal e individual; cada persona lo atraviesa de manera diferente. Algunas personas buscan el apoyo de otras y encuentran alivio en los buenos recuerdos. Otras tratan de mantenerse ocupadas para alejar su mente de la pérdida. Algunas personas se deprimen y se alejan de sus amigos, o evitan los lugares o situaciones que les recuerdan a la persona fallecida. Así como la gente siente el duelo de muchas maneras diferentes, también lo maneja de manera diferente.

A algunas personas, las puede ayudar hablar con otros de su pérdida. Algunas lo hacen natural y fácilmente con amigos y
Familiares; otras hablan con un terapeuta profesional. Algunas personas pueden no sentir ganas de hablar mucho del tema, porque les cuesta encontrar palabras para expresar una emoción tan profunda y personal, o se preguntan si hablar les hará sentir más dolor. Esto está bien, siempre y cuando encuentres otras maneras de hacer frente a tu dolor.

Unas pocas personas canalizan su dolor involucrándose en actividades peligrosas y autodestructivas. Hacer cosas como beber, drogarse o cortarse el cuerpo para escapar de la realidad de una pérdida puede aplacar el dolor, pero la sensación es únicamente temporal. La persona no está realmente enfrentando el dolor; simplemente lo está enmascarando, lo que hace que esos sentimientos se acumulen en el interior, prolongando el duelo. Si el dolor parece empeorar, si sientes deseos de lastimarte a ti mismo o tienes pensamientos suicidas, habla con alguien en quien confíes y dile cómo te sientes.


Qué esperar
Puede parecer imposible recuperarse después de perder a un ser querido. Pero la aflicción mejora gradualmente y se vuelve menos intensa con el tiempo. Tal vez, saber algunas de las cosas que puedes esperar durante el proceso de duelo pueda ayudarte a superar el dolor.

Los primeros días después de la muerte de una persona pueden ser intensos, la gente puede expresar emociones fuertes, tal vez llorar o consolarse mutuamente y reunirse para expresar su apoyo y sus condolencias a quienes se ven más afectados por la pérdida.

La familia y los amigos suelen participar en rituales que pueden ser parte de su religión, su cultura, su comunidad o de sus tradiciones familiares (como servicios religiosos, velorios o funerales). Estas actividades pueden ayudar a la gente a superar los primeros días posteriores a la muerte y a honrar a la persona que murió. La gente puede pasar algún tiempo reunida conversando y compartiendo recuerdos de la persona que falleció. Esto puede extenderse por días o semanas después de la pérdida, cuando los amigos y la familia traen alimentos, envían tarjetas o pasan a visitarte.

Juan 15:15
Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

Muchas veces, la gente muestra sus emociones en este período. Pero, en ocasiones, una persona puede estar tan sorprendida o superada por la muerte que no demuestra las emociones en forma inmediata, aun cuando la pérdida sea muy terrible. Por ejemplo, los amigos de Joey creían que él iba a estar realmente triste en el funeral de su mamá, y los sorprendió verlo sonreír y hablar con la gente como si no hubiera pasado nada. Cuando le preguntaron a Joey, él dijo que ver a sus amigos en el funeral lo alegró porque le recordó que algunas cosas continuarían siendo iguales. Joey pudo llorar y hablar sobre sus sentimientos cuando estuvo solo con su papá después del funeral.

En algunos casos, cuando terminan los rituales asociados con el duelo, la gente puede sentir que deberían haber "superado" la pérdida porque todo parece haber vuelto a la normalidad. Cuando la gente que está de duelo regresa a sus actividades normales, puede resultarle difícil entregarse de lleno a las tareas de todos los días. Muchas personas vuelven a realizar sus tareas normales después de unos pocos días o de una semana. Pero si bien pueden no hablar tanto de su pérdida, el proceso de duelo continúa.

Es natural continuar teniendo sentimientos y preguntas durante un tiempo después de la muerte de una persona. También es natural comenzar a sentirse un poco mejor. Depende mucho de la manera en que la pérdida afecte tu vida. Está bien estar afligido durante días, semanas, o incluso más tiempo, dependiendo de cuán cercana era la persona fallecida.
No importa cómo elijas pasar tu duelo, no existe una manera correcta de hacerlo. El proceso de duelo es gradual y dura más en algunas personas que en otras. Puede haber momentos en los que pienses que nunca disfrutarás de la vida de la misma manera, pero ésta es una reacción natural después de una pérdida.

Cuidarte a ti mismo
La pérdida de un ser querido puede ser estresante. Cuidarte a ti mismo en cosas pequeñas, pero importantes, puede ayudarte a enfrentarla. Aquí hay algunas cosas que quizá te ayuden:
Recuerda que la aflicción es una emoción normal. Debes saber que la aflicción puede desaparecer (y va a desaparecer)
Participa en los rituales. Los servicios religiosos, los funerales y otras tradiciones ayudan a la gente a superar los primeros días y a honrar a la persona que falleció.
Reúnete con otros. Incluso las reuniones informales de familiares y amigos brindan una sensación de apoyo y ayudan a la gente a no sentirse tan aislada durante los primeros días y semanas del duelo.

Cuando puedas, habla de ello. A algunas personas las ayuda contar la historia de su pérdida o hablar de sus sentimientos. En ocasiones, una persona no tiene deseos de hablar. Eso también está bien. Nadie debe sentirse presionado a hablar.
Exprésate. Aun cuando no sientas deseos de hablar, encuentra maneras de expresar tus emociones y tus pensamientos. Comienza a escribir un diario sobre los recuerdos que tienes de la persona que perdiste y de cómo te sientes desde la pérdida. O escribe una canción, un poema o un tributo a la persona que falleció. Puedes hacerlo de manera privada o compartirlo con otros.
Haz ejercicio. El ejercicio puede cambiar tu humor. Puede resultar difícil sentirse motivado; por lo tanto, modifica tu rutina normal si es necesario.
Aliméntate bien. Seguramente tengas deseos de saltear comidas o quizá no tengas hambre, pero tu cuerpo necesita comida nutritiva.

Únete a un grupo de apoyo. Si consideras que puede interesarte concurrir a un grupo de apoyo, pregúntale a un adulto o a un consejero escolar cómo unirte a uno. Lo que debes recordar es que no tienes por qué estar sólo con tus sentimientos o tu dolor.
Expresa y libera tus emociones. Si tienes deseos de llorar, no te reprimas. No te preocupes si escuchar determinadas canciones o realizar algunas actividades resulta doloroso porque te trae recuerdos de la persona que perdiste. Esto es normal. Después de un tiempo, será menos doloroso.


Crea un memorial o un tributo. Planta un árbol o una planta, o recuerda a la persona con algo saludable, como participar en una maratón o caminata a beneficio (por ejemplo, una carrera por el cáncer de mama) en honor del ser amado.

Conseguir ayuda para un duelo intenso
Si tu dolor no disminuye después de un tiempo de la muerte del ser amado, es posible que desees recibir ayuda. Si el duelo se transformó en depresión, es muy importante que se lo digas a alguien. ¿Cómo saber si el duelo está durando demasiado tiempo? Éstas son algunas de las señales:
Has estado de duelo durante 4 meses o más y no te sientes mejor.

Te sientes deprimido.
Tu dolor es tan intenso que sientes que no puedes continuar con tus actividades habituales.

Tu dolor está afectando tu capacidad para concentrarte, dormir, comer o socializar como lo hacías normalmente.
Sientes que no puedes continuar viviendo después de la pérdida, o piensas en el suicidio, la muerte o en lastimarte a ti mismo.

Salmos 42:6
Dios mío, mi alma está abatida en mí; Me acordaré, por tanto, de ti desde la tierra del Jordán, Y de los hermonitas, desde el monte de Mizar.

En cierta medida, es natural que una pérdida haga que las personas piensen en la muerte. Pero si la pérdida ha hecho que pienses en el suicidio o en lastimarte a ti mismo de alguna manera, o si sientes que no puedes continuar viviendo después de tu pérdida, es importante que se lo digas a alguien de inmediato.

Salmos 119:25
[ Dálet ] Abatida hasta el polvo está mi alma; Vivifícame según tu palabra.

La ayuda de un terapeuta profesional puede serte útil, porque te permite hablar de tu pérdida y expresar sentimientos intensos. Muchos consejeros se especializan en trabajar con adolescentes que están luchando contra la pérdida de un ser querido y la depresión. Si te gustaría hablar con un terapeuta y no estás seguro por dónde empezar, pregúntale a un adulto o a
Un consejero escolar. Tu médico también puede recomendarte a alguien.

Job 29:1-3
1 Volvió Job a reanudar su discurso, y dijo: 2 !!Quién me volviese como en los meses pasados, Como en los días en que Dios me guardaba, 3 Cuando hacía resplandecer sobre mi cabeza su lámpara, A cuya luz yo caminaba en la oscuridad;

¿Alguna vez lo superaré?
Los amigos y familiares bien intencionados pueden decirle a una persona que está de duelo que necesita "seguir adelante" después de una pérdida. Lamentablemente, este tipo de consejo puede hacer que las personas duden en hablar de su dolor, o que sientan que están haciendo un mal duelo o uno demasiado prolongado, o que no son normales. Cada persona necesita su propio tiempo para encontrar alivio. La manera en que hagan el duelo de una pérdida en particular y el tiempo que les llevará es muy personal.

Sin embargo, es importante que las personas que están atravesando un duelo no pierdan las ganas de vivir. Si no te gusta la idea de seguir adelante, tal vez la idea de "continuar" te parezca más adecuada. A veces, puede ayudarte recordarte a ti mismo continuar haciendo todo lo que puedas por el momento.

Si estás triste, permítete experimentar tus sentimientos e intenta no escaparte de tus emociones. Pero continúa haciendo cosas que normalmente harías, como estar con amigos, ocuparte de tu mascota, practicar ejercicio o hacer tus tareas escolares.

Mateo 25
31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos, 33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.. 34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mi.

Seguir adelante y aliviar la aflicción del duelo no significa olvidarse de la persona que has perdido. Volver a disfrutar de la vida no significa dejar de extrañar a esa persona. Y cuánto tiempo pasará hasta que comiences a sentirte mejor no es una medida de cuánto amabas a esa persona. Con el tiempo, gracias al cariñoso apoyo de la familia y los amigos, y a tus propias acciones positivas, descubrirás maneras de enfrentar hasta la peor de las pérdidas.

Salmos 89:21
Mi mano estará siempre con él, Mi brazo también lo fortalecerá.

Notas del Redactor:

Estos métodos de apoyo para superar traumas son básicamente iguales para todos los casos. Me explico:
El principio a seguir para el terapeuta, psicólogo y/o familiares, en fin el grupo de apoyo a la victima del trauma son: Darle su tiempo/ espacio y escuchar. Quien sufre no hablara de un día para otro primero lo llorara en silencio y cuando no pueda aguantarlo más lo expresara. Primero evitemos la cara de lastima ni lo victimice. Eso es lo último que esta persona desea. El saludo es bien importante evitemos un ¿estas bien? y formulemos un saludo lleno de optimismo, suave pero con firmeza: algo como un “¿cómo estas?” “¿todo bien?” damos un espacio para que la persona conteste y seguimos. Hágalo sentir que vale y es un placer ayudarle. Evitemos caer en chismes o contarlo a personas no allegadas a la familia.

Enseguida guarde silencio y escuche! Hasta que pueda escuchar el silencio mismo.

Un ejemplo puede ser: “Hola ¿como estas? –(silencio) dejo que la otra persona conteste – y entonces digo “Que chévere!”o “Te comprendo”. Si la persona decide hablar dejo suavemente lo que estoy haciendo o la incorporo a la actividad. Escucho. Le hago gestos y contesto. Una vez finalizado su relato o problema. Recapitulo. Y enseguida añado. “Muy bien ya se lo que paso, entiendo tu punto y ahora ¿cual es tu plan y como puedo ayudar? Recuerde que nosotros ayudamos en las decisiones no tomamos las decisiones por los demás. Lucas 22:43 “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle.” “Te voy a ayudar y este será el procedimiento…”


Muéstrele que si lo esta escuchando seriamente dándole respuestas de entendimiento y haciendo preguntas sencillas y no confrontar a la persona como tal. No nos limitemos a un Uhu! o darle la espalda, voltear la mirada o seguir viendo la televisión. Luego se hace una cronología de los hechos, entonces se comparan con la realidad (una suave confrontación para sacar a la victima de su letargo), de aquí en adelante recomendemos ayuda profesional, o sea después que usted, que es un allegado, sabe la situación y lo ha escuchado, busque a un tercero que sabrá que hacer, de usted no estar preparado, y usted no se echara carga encima, porque de lo contrario usted se convertiría en otra victima. Evite palabras, las rutas, los colores y cualquier cosa que se pueda relacionar con la situación traumática. Tráigalo poco a poco a la realidad. No lo engañemos. 1 Corintios 8:12 “De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis.” Seamos sinceros. Y por ultimo busquemos para nosotros un ayudante o profesional así nos depuramos y podemos seguir ayudando a otras personas ya que esa es nuestra meta. La vida es como el clima y algo podemos aprender es que de las nubes más oscuras cae la lluvia más refrescante.

Redactado para usted por: Rubén Méndez
Referencias:

http://www.lacoctelera.com/fasg/post/2006/06/14/como-superar-trauma-del-pasado
http://es.wikipedia.org/wiki/Traumatismo
http://www.associatedcontent.com/article/399991/como_superar_el_estrs_postraumtico.html
http://www.elalmanaque.com/medicina/lexico/trauma.htm
http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/aborto-inducido.html
http://www.amtrauma.org/
Alba Alamillo, Fuente: OCC http://www.esmas.com/negocios/bolsadetrabajo/303014.html
por Phil Rich http://www.psicocentro.com/cgi-bin/articulo_s.asp?texto=art12003
http://joseluisgonzalo.blogspot.com/2008/05/la-muerte-de-un-ser-querido.html

3 comments:

Pescado_rabioso said...

Muy buen artículo, la verdad me hizo bien leerlo, muchas gracias. Estoy atravezando un duelo, no es un duelo de una persona que falleció, es un duelo sentimental debido a que mi novia me abandonó, mi duelo se está prolongando y eso me preocupaba, pero después de leer este artículo me doy cuenta que "el duelo" es algo intimo de cada persona y cuando este listo y pueda superar este trauma volveré a disfrutar mi vida, que no es perfecta, pero es mía.

Muchas gracias.

Anonymous said...

Gracias a Dios y a vosotros, estaba perdida y he vuelto a encontrar el camino. Ojalá todos fuésemos conscientes de lo difícil que es superar cosas como esas e hiciése mos lo posible por ayudarnos o al menos no hacernos daño gratuitamente. Debemos vivir tratando de no culparnos, superando nuestros miedos, y dejar vivir, porque sólo el Señor puede juzgarnos.
Hester.

Anonymous said...

MUCHAS GRACIAS, PORQUE LA VERDAD ESTOY MUY TRISTE, ME HICE UN ABORTO Y SIENTO QUE NUNCA VOLVERE A TENER EL PERDON DE DIOS PERO CON LO QUE LEI VOLVIO A NACER UNA ESPERANZA EN MI Y QUERER ENTREGARME A DIOS POR COMPLETO Y NUNCA MAS ALEJARME DE EL... AYUDENME POR FAVOR, NECESITO DE SUS ORACIONES NO KIERO VIVIR ASI, ESTOY MUY ARREPENTIDA POR LO QUE HICE, ESPERO QUE ME RESPONDAN!!